Sociedades por la Educación en todo el mundo

jueves, 30 de agosto de 2012

¿Y PARA QUE TENER UNA EDUCACIÓN BASADA EN COMPETENCIAS?


SE APLICARA A TODOS LOS CONTEXTOS?





Al escuchar palabra competencias, sobreviene un sin número de ideas, acertadas y otras no tanto, viene a la mente escuelas públicas y  privadas, dos niveles de educación, dos contextos totalmente opuestos.
Es cierto que al hablar de competencias implica abrir y/o expandir nuestros  conocimientos y criterios respecto a este tipo de educación, ya que para quienes hemos laborado en el sistema público de la educación, la palabra competencia como sistema educativo no existe  por lo menos no se percibe como realmente es.
En las presentes líneas se expondrán algunas  ideas sobre el concepto que manejaba como competencia como base para la educación, como estas ideas se forjan de acuerdo al sistema educativo con el que se trabaja. Así mismo, se expondrán ideas más claras y fundamentadas, analizadas de en qué consiste una educación basada en competencias. Nos ayudan o nos limitan? Este tipo de educación será para todos o para unos cuantos? Todo ello con la finalidad de primero: tener más claro en qué consiste este tipo de educación, despejar dudas, y segundo: para iniciar la aventura a tomar como parte de nosotros este tipo de educación,  en donde encontremos alternativas, recursos y estrategias para lograr un verdadero aprendizaje significativo y útil para el alumno.
Las competencias son un tema con bastantes posturas, unas positivas y otras negativas, de acuerdo a la perspectiva con la que se quiera observar y se tome. En el sistema educativo público una educación basada en competencias no existe, no se da, no se permite, porque se piensa y/o cree que atenta contra los  derechos de los alumnos y los profesores, educas solo para producir y fomentar y sostener más al capitalismo en el que se vive México.
Los  profesores, los directores, y hasta algunos superiores del sistema público se rehúsan a tomar si quiera en consideración este tipo de educación, ya que implica cambios drásticos en el sistema educativo tradicional, cambios en el sistema de trabajo, cambios en el modelo de aprendizaje y cambios en la relación institución-trabajadores docentes, etc. Así que tomar como alternativa la educación basada en competencias con todo lo anterior seria ir en contra corriente.
Caso contrario es el sistema que se imparte en las escuelas privadas donde  el sistema   educativo esta a la vanguardia. Donde  las reformas educativas  que se manejan a la educación  se aplican de manera constante. Por ende manejan hasta ahora este sistema educativo basado en competencias.
Ahora bien, analicemos otro tipo de perspectiva, otro punto de partida que nos permita conocer esa educación basadaen competencias, sin tintes políticos u otros más que el desarrollar una  educación integral posible.

Una competencia es la facultad de movilizar un conjunto de recursos cognitivos (conocimientos, capacidades, información, etc.) para enfrentar con pertinencia y eficacia una familia de situaciones, es decir, saber orientarse en una ciudad desconocida, saber atender a un niño enfermo, saber votar  acuerdo con sus intereses.
Los seres humanos no todos se enfrentan a las mismas situaciones, desarrollan competencias  adaptadas a su mundo. Algunas competencias se construyen en gran parte en la escuela, otras en absoluto. Sin embargo, la escuela es una de las instituciones que se ha preocupado por formar competencias, a estimular esas capacidades y conocimientos, ir en el día a día, sobre la transferencia y movilización de las capacidades y conocimientos. Es necesario, tiempo, gestiones didácticas y situaciones apropiadas. Para lo anterior existen categorías de competencias como:
*Saber  administrar y superar conflictos.
*Saber jugar con las normas, servirse de ellas, elaborarlas.
*Saber constituir ordenamientos negociados mas allá de las diferencias  culturales entre otras.
El profesor  juega  un papel importante dentro del desarrollo de estas competencias pues debe de tener ciertas cualidades que permitan el desarrollo de las competencias en los alumnos, entre las cuales encontramos:
*Es capaz de definir y valorar sus propias competencias en su oficio y otras prácticas sociales.
*Tienen una postura reflexiva, capacidad para observar, controlar, innovar, aprender de otros, de los alumnos, de la experiencia.
Tiene el profesor que reducir radicalmente el contenido disciplinario, realizar una evaluación  formativa y certificada orientada claramente en competencias, abrir disciplinas, invitar a una pedagogía diferenciada, trabaja sobre todo por problemas y proyectos, propone tareas completas, retos, tiene una pedagogía activa-cooperativa.
La evaluación en competencias es el verdadero programa, ya que indica “ lo que cuenta”, incluye solo tareas contextualizadas, problemas complejos, debe constituir para que los estudiantes desarrollen mas sus competencias, exige la utilización funcional de conocimientos disciplinarios.
Las competencias empleadas a nivel básico pretenden proporcionar intersecciones favoreciendo gestiones de proyectos, cruces interdisciplinarios o actividades de integración, donde la cooperación mutua sea fundamental.
Existe un acuerdo para el desarrollo de las competencias a nivel bachillerato el cual es  “Acuerdo444”. Es este acuerdo, se manejan varios aspectos y características de las competencias a desarrollar en los alumnos de nivel bachillerato, entre las cuales se pretende contar con un perfil básico para el egresado del bachillerato compartido con todas las instituciones, incorporar planes y programas de estudio contenidos y actividades de aprendizajes dirigidas al desarrollo de competencias tanto para la vida como para el trabajo.
Se pretenden desarrollar tres tipos de competencias: Genéricas, Disciplinares y Profesionales. Las primeras, son aquellas que permiten comprender el mundo e influir en el. Capacitan al alumno para seguir aprendiendo de forma autónoma a lo largo de su vida. Se constituyen desde la lógica y la estructura en las que tradicionalmente se otorga el saber. En estas el alumno se autodetermina y cuida de si, se expresa y comunica con pertinencia en distintos contextos, piensa y critica reflexivamente, aprende en forma autónoma, trabaja en forma colaborativa, participa con responsabilidad en sociedad, actitud hacia la interculturalidad, contribuyen al desarrollo sustentable.
Las Disciplinares, son aquellas nociones que expresan conocimientos, habilidades, actitudes mínimos necesarios de cada campo disciplinar. Estas pueden ser:
*Básicas: son capacidades básicas que todos los estudiantes deben adquirir, independientemente del plan y programas, trayectoria académica o laboral, como en: matemáticas, ciencias experimentales, ciencias sociales, comunicación.
*Extendidas: son enunciados que integran conocimientos, habilidades y actitudes asociados con los campos en los que tradicionalmente se ha organizado el saber, se definen a partir de la filosofía educativa, los contextos, intereses y necesidades y trayectoria. Profundizan alcances de las básicas.
*Profesionales: son las que preparan a los jóvenes para desempeñarse en su vida laboral con mayores posibilidades de éxito, al mismo tiempo que dan sustento a las competencias genéricas. Se desarrollan en básicas y extendidas, se desarrollan y despliegan en contextos laborales específicos, se constituyen desde la lógica del trabajo, permiten avanzar hacia estructuras curriculares flexibles, deben evaluarse en el desempeño y se apoyan en normas nacionales, internacionales e institucionales según sea el caso.


Los alumnos son los protagonistas de su propio aprendizaje, buscan, aplican, indagan, comparan, analizan, sintetizan, evalúan, critican, concientizan, contrastan lo  que existe  en su contexto.
Las competencias pueden ir desarrollándose de acuerdo a las necesidades de los alumnos y sus medios, y así poder desarrollar aun más esas competencias que les permitan desarrollarse en un ámbito armonioso en familia, sociedad y trabajo.
El desarrollar las competencias genéricas, disciplinarias y profesionales en los alumnos abre la puerta en gran medida para que el alumno pueda desarrollarse de una manera integral en varios aspectos de su vida. Les permite seguir investigando, analizando, reflexionando y comparando su  entorno de tal modo que siempre lleven en si la inquietud del conocimiento por las cosas y por ende de la vida.
Así podemos finalizar, que la educación siempre ha buscado que el individuo se desarrolle de una manera integral, que logre una trascendencia positiva.  Así pues,  la utilización de una educación basada en competencias es una alternativa que nos permite lograr lo anterior.
Las competencias nos permiten desarrollar habilidades para resolver problemas de la vida, de acuerdo al contexto cultural, social, etc. Nos permiten crear situaciones didácticas que simulen la realidad donde se involucren conocimientos transversales.
La preparación del profesor será directa y proporcional a su capacidad innovadora, puede cambiar terminología pero seguir trabajando como siempre. El docente tiene un papel importe puesto que es el encargado de generar y en su caso desarrollar las competencias en los alumnos, tiene que tener una visión clara y precisa de lo que se quiere lograr con los alumnos. Requiere de trabajo y capacitación constate que le permita desarrollarse de manera favorable con los estudiantes.
La  evaluación basada en competencias es un elemento de gran importancia para el desarrollo óptimo del individuo. Como  docentes nos permite conocer a nuestros alumnos y su entorno para iniciar y desarrollar las capacidades y habilidades, nos permite estar en continua movilidad con ellos para que adquieran en su caso y desarrollen competencias que les permitan una vida estable e integral.   
La evaluación  se convierte en el eje de la planeación, debe ser una autocritica de desempeño.
El desarrollo de las actitudes, valores, conocimientos, habilidades debe realizarse con  participación compartida de profesor, alumnos y padres, ya que en el desarrollo de las competencias se promueve la reflexión  y los retos.
Los alumnos deben adquirir al final de la escuela las competencias que partan del análisis de las situaciones de la acción y de ahí derivar de los conocimientos.


Es sin duda una alternativa educativa que aunque requiere trabajo constante, puede llegar a ser un sistema de vida para los alumnos de las presentes y futuras generaciones del sistema público, sin dejar a un lado que implementarlo en todo el sistema educativo público requiere de un gran esfuerzo  por  parte de todo el personal de las instituciones, requiere un cambio cultural.
Se percibe de manera muy favorable este sistema educativo, realizar una educación de calidad, educar para la vida desarrollada en diferentes contextos. Sin embargo, tomara años ver resultados en los alumnos, realizar el cambio en los estudiantes que vienen con un sistema tradicional  deficiente y en ocasiones hasta viciado. En los docentes, puesto que algunas de las formas de trabajo son tradicionalistas sin innovaciones, sin retos, solo se limitan a impartir su clase sin ver más allá de lo que los alumnos necesitan o requieren para su óptimo desarrollo. En los padres de familia, en donde ellos se involucren realmente en la educación de sus hijos, comprometidos en el desarrollo de ellos y mantenerlos en el cauce de la autonomía.  Y por último en el sistema  puesto que como se menciona se requiere un cambio social, económico y político.
No queda más que esperar  por ahora  esas generaciones  del sistema educativo  donde se imparte de manera eficaz  una educación basada en competencias, esa espera   de alumnos que hayan iniciado con la educación en competencias y atraviesen el proceso para poder percibir el parte del resultado en ellos y por ende en la sociedad.



BIBLIOGRAFIA:

* Entrevista con Philippe Perrenoud, Universidad de Ginebra http://www.unige.ch/fapse/SSE/teachers/perrenoud/php_main/php_2000/2000_30.html
*ACUERDO número 444 por el que se establecen las competencias que constituyen el marco curricular común
Del Sistema Nacional de Bachillerato. Martes 21 de octubre de 2008 DIARIO OFICIAL (Primera Sección)
*ASPECTOS BÁSICOS DE LA FORMACIÓN BASADA EN COMPETENCIAS
Autor: Sergio Tobón. Talca: Proyecto Mesesup, 2006

1 comentario:

  1. Muchas gracias por dar a conocer este escrito tan bien estructurado y documentado.

    ResponderEliminar